Author: Pamela Cruz
•viernes, febrero 13, 2009


Yo sé que me quieres, señor, porque eres bueno;
Porque tienes un corazón sensible, perdóname.
Limpia mi pecado y levántame de mis caídas.
Me siento pequeño ante Ti, que eres Santo.
Tus ojos han mirado con misericordia
Mi corazón dañado por el pecado.

Tú amas lo profundo y limpio que hay en mí.
Me amas suavemente
Como amigo en el silencio.
Abrázame y tu amor cambiará mi corazón.
Sé mi amigo y caminaré hacia la cumbre.

Devuélveme el gozo y la alegría que perdí;
Deja que mi vida sea como una fiesta.
Olvida Señor, el mal que hice;
Ayúdame a renovarme
Y a perdonar yo también al que me ofende.

Que nazca en mí un corazón puro
Y una voluntad firme.
Quiero ver tu rostro alegre a mi lado
Y tu fuerza que me acompaña.
Dame la alegría de tu Salvación;
Un corazón sincero que opte por ti.

Me pides, Señor, un corazón arrepentido,
Un corazón sincero y noble
Capaz de empezar cada día de nuevo
Perdonando de corazón a los demás
Tal como Tú lo haces conmigo

Fuente

Para mirar

Loading...