Author: Pamela Cruz
•martes, abril 21, 2009



Oración a Cristo, el Maestro
(Learning Christ, from the Adoro Te Devote Blog)

Enséñame Señor, a ser dulce y amable en todos los acontecimientos de la vida; en los desagrados, en la falta de consideración de los demás, en la falta de sinceridad de aquellos en quienes yo confiaba, en la infidelidad de aquellos en quienes yo me apoyaba.

Permite que me olvide de mí, para pensar en la felicidad de los demás, para ocultar mis pequeñas penas y mis angustias, para que yo sea el único que sufra sus efectos.

Enséñame a aprovechar del sufrimiento que se presenta en mi camino.

Permite que lo use para suavizarme, no para endurecerme ni amargarme; que me haga paciente, no irritable; que me haga generoso en mi perdón, no mezquino, altivo e insufrible.

Que nadie sea menos bueno por haber percibido mi influencia; que nadie sea menos puro, menos auténtico, menos amable, menos noble, por haber sido mi compañero de ruta en nuestra jornada hacia la Vida Eterna.

Y mientras paso de una distracción a otra, permíteme susurrar, de vez en cuando, una palabra de amor hacia Ti. Que yo viva mi vida en lo sobrenatural, con toda plenitud para el bien, y buscando con todas mis fuerzas la santidad.

Amén


twitter / CruzdeMayo

Para mirar

Loading...