Author: Pamela Cruz
•domingo, marzo 29, 2009


El camino recorrido por el Maestro pasa a ser el mismo que ha de recorrer el discípulo, aun cuando lo lleve a la cruz, ya que es participando en su muerte como se alcanza la gloria de la vida. Sólo el que se pierde es el que se realiza. El mayor obstáculo para la entrega plena y, consiguientemente, para la realización de sí mismo está en el temor a perderse y sacrificarse en este mundo. Jesús se lo advierte con claridad a cada uno de sus discípulos: el apego a sí mismo conduce al fracaso, mientras que la madurez completa reside en la actividad del amor, en la entrega hecha servicio a cada uno de los hermanos.
Fray Santiago Andrade T. ofm.


Leer más

twitter / CruzdeMayo
This entry was posted on domingo, marzo 29, 2009 and is filed under , , , . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Para mirar

Loading...