Author: Pamela Cruz
•jueves, mayo 22, 2008
Oremos, como una sola voz, por aquellos que padecen tal dolor que no hay palabras sino lágrimas en sus corazones.

Oramos unos por otros “¡Escucha… (nuestro) grito de ayuda, …mi Dios!. A ti … rogamos, Oh SEÑOR… “para oir el dolor en los corazones de aquellos de nosotros que están sufriendo contigo, Cristo, en el Huerto.

Sólo en Dios encontramos la paz verdadera frente a lo que no comprendemos. Oramos con el Salmista: “Bendito sea Dios, que no rechazó mi súplica ni apartó de mí su misericordia!” En el amor, ¡rogamos unos por otros para que Dios nos bendiga a nosotros y a nuestros seres queridos en este día! ~SAL 66:20



Con permiso para traducción e impresión de Trinity Shawls
(C) Trinity Shawls 2006-2007
Todos los derechos reservados.
Impreso con permiso.

Los textos bíblicos en español corresponden a la La Biblia de nuestro pueblo, Biblia del peregrino para América Latina (Año 2006).
This entry was posted on jueves, mayo 22, 2008 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Para mirar

Loading...