Author: Pamela Cruz
•jueves, mayo 22, 2008
En el Cantar de los Cantares, oramos: “Habla mi amado y me dice: ¡Levántate, amada mía, preciosa mía, vente!”

Nos levantamos y encontramos cada día una nueva manera de estar con Nuestro Amado. Con todas las alegrías y sufrimientos, nuestra amorosa relación con Nuestro Amado es para cada uno de nosotros y aquellos que amamos. Es amor incondicional y un regalo de Nuestro Señor. En este amor encontramos la manera de ser amor para otros y de dar a otros en maneras que nunca creímos posibles.

Con nuestro tejido, vemos la belleza cuando estamos bien avanzados en el camino del tejido y, a veces, no hasta que el tejido ha terminado. Asimismo, con nuestra vida, vivimos atentos y encontrándonos con Nuestro Señor hasta que vemos que Nuestro Amado siempre ve en nosotros: ¡Amor es amor!


Con permiso para traducción e impresión de Trinity Shawls
(C) Trinity Shawls 2006-2007
Todos los derechos reservados.
Impreso con permiso.

Los textos bíblicos en español corresponden a la La Biblia de nuestro pueblo, Biblia del peregrino para América Latina (Año 2006).
This entry was posted on jueves, mayo 22, 2008 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Para mirar

Loading...