Author: Pamela Cruz
•jueves, mayo 22, 2008
No siempre es fácil, en nuestro diario vivir, ver de de dónde venimos y, mucho menos, a dónde nos estamos dirigiendo. Es en la tela de nuestras vidas que Dios hila nuestros ser. Sólo cuando vamos haciéndonos mayores y vemos tanto más de la tela, podemos ver que Dios siempre está con nosotros de maneras que nunca vimos o comprendimos. Es así nos dirigimos a la gracia y al amor, y eso nos lleva a orar con el Salmista en SAL 85:11: “El amor y la verdad se dan cita, la justicia y la paz se besan”.

¡Los caminos de Dios son verdaderamente misteriosos y sólo cuando entramos en el misterio de la Pasión de Cristo es cuando empezamos a ser tejidos en el vientre del Amor Divino!



Con permiso para traducción e impresión de Trinity Shawls
(C) Trinity Shawls 2006-2007
Todos los derechos reservados.
Impreso con permiso.

Los textos bíblicos en español corresponden a la La Biblia de nuestro pueblo, Biblia del peregrino para América Latina (Año 2006).
This entry was posted on jueves, mayo 22, 2008 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Para mirar

Loading...