Author: Pamela Cruz
•jueves, mayo 22, 2008
Mientras elevamos a Dios nuestros deseos, nuestras esperanzas y nuestros sueños acerca de este ministerio, rogamos para tejer con la oración del Salmista reflexionando en el amor de Dios: SAL 36:8

“¡Qué inapreciable es tu misericordia, oh Dios! Los humanos se refugian a la sombra de tus alas”.

Que Dios sea nuestro guía y nos proteja en nuestro discernimiento sobre la Voluntad del Padre para nosotros mientras compartimos nuestros sueños para este ministerio.



Con permiso para traducción e impresión de Trinity Shawls
(C) Trinity Shawls 2006-2007
Todos los derechos reservados.
Impreso con permiso.

Los textos bíblicos en español corresponden a la La Biblia de nuestro pueblo, Biblia del peregrino para América Latina (Año 2006).
This entry was posted on jueves, mayo 22, 2008 and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

Para mirar

Loading...